Moncho Viñas
En onda con Ciudad Salsera ¡Hola, amigos de Ciudad Salsera! Soy Moncho Viñas, comunicador social de la Pontificia Universidad Javeriana, con estudios en Historia, en Derecho y, recientemente, en Filosofía Contemporánea. Barranquillero de nacimiento y amante de la literatura, el jazz, el latín jazz, la salsa, el son cubano, el porro, la cumbia y el periodismo literario. Trabajé durante más de veinte años en la fría Bogotá y nueve en la ciudad de Cartagena de Indias, transitando de la Emisora de la Universidad Javeriana (1982 – 1994) –la que me vio nacer en el medio- a la Radiodifusora Nacional de Colombia (1994 – 2006) a la que le dediqué los mejores años de mi vida con formatos que mezclaban la música, la cultura y la actualidad a la Universidad Tecnológica de Bolívar, institución en donde desempeñé el cargo de docente de radio, desde el año 2005 al 2013, en el Programa de Comunicación Social. Además de docente, guionista, productor y realizador radiofónico, funde el programa especializado de salsa "Caribe y Sol". Programé y dirigí, en la radio bogotana, espacios como El Túnel del Ritmo, Los Magos del Swing, Hojas de Jazz,, Jazz Latino, Expresiones, Colombia: Otras Voces, Otros Ámbitos, La Siesta del Fauno (Jazz Vocal), Salsa 91.9, etc. He sido DJ en varios establecimientos nocturno de la ciudad de Cartagena de Indias y, por supuesto, de la ciudad de Bogotá, en especial de: Comarca Bar: El Barco Ebrio, Casa Quiebracanto, Galería Café & Libro, Café Bohemia, Sones y Cantares y Saint Amour. Tanto en la radio como en esos espacios nocturnos me he mantenido fiel a una simple, sencilla y mágica filosofía: no se trata sólo de poner música, se trata de investigarla, estudiarla, conocerla y saber contar historias con ella. Espero que producir el Programa "Líricas del Caribe, por invitación de mi amigo Rubén Dario Toledo R., no se convierta en una obligación, sino en todo un placer. Y para ello he trabajado: para que cada uno ustedes, la audiencia, se enamore de eso mismo que yo me enamoré hace más de 25 años y que, aún, sigue gobernando mi vida: la radio. Bienvenidos pues a Ciudad Salsera que, como los mejores whiskys, entre más pasa el tiempo, conserva mejor sus bondades. Moncho Viñas
fondo ciudad salsera